El blanqueamiento anal masculino, ¿una peligrosa tendencia?

El blanqueamiento anal masculino, ¿una peligrosa tendencia?

  23.06.14

El 12 por ciento de las operaciones de cirugía estética que se realizan en España corresponde a pacientes masculinos. Son datos oficiales de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre). Los retoques de párpados, nariz y las liposucciones son los más populares entre los chicos. Está claro que los tiempos han cambiado. Los hombres nos preocupamos cada vez más por la apariencia de nuestra zona íntima. Desde hace años ha cobrado popularidad una nueva y posiblemente peligrosa práctica: el blanqueamiento anal para chicos. Este procedimiento estético consiste básicamente en lo que suena, cambiar el tono de esa región del cuerpo.

Es una práctica que probablemente se ha popularizado gracias a la pornografía. Ya sea por estética o por fetichismo, los gays ponemos más atención a esa área del cuerpo: nuestros glúteos y, por supuesto, tener un bonito ano. Es enteramente normal que esa delicada piel sea unos tonos más oscura que la del resto del cuerpo, por eso muchas estéticas han comenzado esta práctica de aclararla. Precisamente, Paris Hilton saltó a las portadas de los medios de comunicación sensacionalistas por haber sido tratada para blanquearse el ano y la zona genital. Las celebrities masculinas, sobre todo si son gays, suelen ser un poco más pudorosas para hacer este tipo de declaraciones públicas.

La temperatura alrededor de la zona anal, el uso de ropa interior ajustada y las glándulas sudoríparas hace que la piel se vaya oscureciendo con el paso de los años tanto en hombres como en mujeres.

El blanqueamiento anal y genital es la decoloración de la pigmentación oscura de la piel alrededor de la zona anal y genital con propósitos cosméticos. Uno de los tratamientos consiste en la aplicación de una crema que contiene alrededor de 2% de hidroquinona como ingrediente activo. Otra forma posible de modificar el color oscuro de la zona es el laser, que puede dar un efecto blanqueante sobre la zona en pocas semanas.

Para la despigmentación se usan combinaciones de ácidos: el salicílico (de acción muy superficial y derivado de la aspirina) y el glicólico (penetra más el tejido, se inactiva en la dermis media, es capaz de impulsar la producción de colágeno); o de ácido salicílico con el tricloroacético. En concentraciones altas, el uso de estos productos pule y quema (genera como una pañalitis) la capa superficial de la piel y el tono oscuro desaparece, se cae como una costra al paso de los días.

Dejando las cremas y láser a parte existen una serie de recomendaciones de los esteticistas para evitar que se produzca ese cambio de color con el paso del tiempo. Por ejemplo, hay que evitar dejar a la zona desprotegida contra el sol, al menos media hora antes de la exposición solar hay que aplicar una crema protectora de un factor de protección alto.

El usar prendas ajustadas mantener una mala higiene favorecen el oscurecimiento de la piel en el glande, los testículos y el ano. Por ello, es recomendable limpiar la zona siempre con papel higiénico húmedo.

En varios spas de Estados Unidos se ofrece un paquete de blanqueamiento original que incluye al ano. Se aplica un blanqueador para iniciar el procedimiento y luego te venden una crema que te puedes aplicar en casa para seguir aclarando el área. También puedes comprar sólo los tratamientos en la farmacia, aunque algunos incluso requieren de receta médica por ser demasiado fuertes.

Por supuesto que el blanqueamiento tiene muchos riesgos, de hecho muchos doctores no lo recomiendan. Es un procedimiento estético innecesario que puede provocar desde la formación de cicatrices en el área hasta rasgaduras en el ano.

Es importante recordar que no hay razón médica para realizar este procedimiento y que es algo inconsecuente para tu vida sexual. Como siempre te decimos, tu cuerpo es sabio y hay muchas cosas que no deberíamos tomarnos la molestia de cambiarle.

En cualquier caso, lo importante siempre es sentirse bien con uno mismo, no traumatizarse por cosas que no tienen importancia. Si queremos dar este paso para blanquear la piel de la zona anal, tiene que ser un paso fuera de la obsesión y respetando sobre todo los mecanismos que nos recomiende un dermatólogo especializado o médico cirujano. Tú, ¿te harías este procedimiento?.

 

 

Fuente: ragap.es 

Comentarios